Permeabilidad intestinal: cuida tu microbiota

permeabilidad-intestinal

¿Qué es la permeabilidad intestinal?

La permeabilidad intestinal es la facilidad con la que los nutrientes y otros elementos pueden ser absorbidos a través de la pared del intestino y es un factor de gran importancia en la salud digestiva y general. Eso es así porque un intestino excesivamente permeable puede permitir que sustancias nocivas entren en la sangre, lo que puede causar enfermedades como la inflamación crónica, enfermedades autoinmunitarias y trastornos digestivos como el Síndrome del Intestino Irritable.

Por otro lado, aunque es menos común, la disminución de la permeabilidad intestinal también puede tener efectos negativos como una mala absorción y causar desnutrición en condiciones de dieta normal, aunque generalmente aparece como consecuencia de lesiones en el epitelio intestinal.

Microbiota y permeabilidad intestinal

Como sabemos, la microbiota es el conjunto de microorganismos (incluyendo bacterias, hongos y virus) que viven en nuestro cuerpo y es especialmente influyente en nuestro intestino donde tiene una mayor abundancia y diversidad. Estos microorganismos, al generar un rico y variado ecosistema del que formamos parte, no sólo nos ayudan a digerir los alimentos, sino que también producen sustancias beneficiosas para la salud y la protección de nuestro cuerpo.

Pero la microbiota intestinal no sólo es especialmente importante en nuestro intestino debido a la cantidad de microorganismos que alberga, sino que también es debido a que se encuentra en una zona altamente influyente hacia el resto del cuerpo. El intestino está directamente conectado al sistema nervioso y al sistema inmunitario y eso lo convierte en un órgano a cuyas alteraciones somos excepcionalmente sensibles. Esta particularidad del intestino hace que sea un punto clave para nuestra salud y que pequeños desajustes puedan desencadenar en problemas más graves y, precisamente, un ejemplo de ello es el que una disbiosis intestinal producida por una mala alimentación puede favorecer la aparición de una alta permeabilidad intestinal que desemboque en trastornos digestivos más peligrosos y perjudiciales.

Causas permeabilidad intestinal

Cuando la microbiota se encuentra en un estado saludable de equilibrio o homeostasis, los microorganismos producen productos metabólicos bioactivos, entre ellos, ácidos grasos de cadena corta que son fundamentales en el mantenimiento de una correcta permeabilidad intestinal ya que favorecen que las células del intestino se mantengan unidas.

Por el contrario, si esta microbiota se encuentra en un estado de disbiosis, podemos perder la actividad productora de moco protector (que nos aportan bacterias como Akkermansia muciniphila) exponiendo nuestra barrera intestinal a patógenos que pueden aparecer con esta disbiosis generando estrés y respuesta inmunitaria. Esta respuesta del sistema inmunitario puede provocar una inflamación que aún favorecería más la separación de las células de nuestro epitelio y la entrada de dichos patógenos o toxinas a nuestro corriente sanguíneo provocando una respuesta inmune mayor.

Si todo este proceso se produce de forma recurrente, puede derivar en enfermedades crónicas e inflamatorias y trastornos digestivos, tal y como decíamos al principio, por este motivo tenemos que tener cuidado en como mantenemos esa homeostasis microbiana y, por tanto, una justa permeabilidad intestinal.

Comer mejor y mejorar la permeabilidad intestinal

  • Mantener hábitos saludables es esencial para mantener una microbiota en equilibrio que nos proteja.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Tener una dieta sana con alta variedad de vegetales y ácidos grasos omega tres, y evitar los excesos de comidas copiosas altas en grasas y carbohidratos, además del abuso de bebidas alcohólicas harán que nuestra microbiota sea variada y pueda mantenerse más estable ante factores que puedan poner en peligro nuestra permeabilidad intestinal.

De este modo, si cumplimos estas recomendaciones saludables, conseguiremos una homeostasis (estado de equilibrio entre todos los sistemas del cuerpo)  más robusta capaz de protegernos de una forma más efectiva y estable.

Tratamiento

Más allá de las recomendaciones anteriores, el tratamiento para mejorar la permeabilidad intestinal variará según la persona, ya que depende de muchos factores. Recomendamos consultar con un especialista para obtener el tratamiento adecuado.

Referencias

Lewis, K. et al. (2010) “Enhanced translocation of bacteria across metabolically stressed epithelia is reduced by butyrate†,” Inflammatory Bowel Diseases, 16(7), pp. 1138–1148. doi.org/10.1002/ibd.21177.

Debido al festivo del lunes 1 de abril, sólo se recibirán muestras el martes 2 y miércoles 3 de abril.

¿Es usted profesional sanitario o de laboratorio?

Usted está accediendo a la página web goodgut.eu, dirigida a difundir información técnica sobre el diagnóstico de enfermedades digestivas.

La información contenida en esta página está destinada exclusivamente a profesional sanitario y/o de laboratorio con la capacidad de diagnosticar enfermedades digestivas y/o analizar la microbiota, por lo que se requiere de formación especializada para su correcta interpretación.

Si no es usted un profesional sanitario y/o de laboratorio cualificado, GoodGut no se hace responsable de los prejuicios que pueda sufrir por las decisiones basadas en el contenido de esta página o de cualquiera de sus enlaces.

La información proporcionada a goodgut.eu sirve para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y su médico.