picture

En la actualidad, el único sistema diagnóstico es la colonoscopia, que debe ser realizada por un médico con formación especializada en endoscopia y requiere que el paciente esté anestesiado. Las principales desventajas asociadas a la colonoscopia son: el riesgo de muerte relacionado con la anestesia, la posibilidad de perforación intestinal y el elevado coste. La colonoscopia se aplica en pacientes con sospecha de CCR, pacientes con CCR como seguimiento y familiares de pacientes con CCR con factor genético.

El uso del RAID-CRC permitirá discernir con exactitud entre las personas con indicadores altos de CCR de las que presentan indicadores bajos. Además, se detecta el cáncer en etapas tempranas que permitan prevenir la enfermedad; optimizará el nombre de colonoscopias realizadas (sólo un tercio de las actuales) y habrá una desaturación de las listas de espera; y se reducirán los costes (la implantación del RAID-CRC en el sistema sanitario representará un ahorro de 30 millones de euros en colonoscopias).

 

¿En qué fase se encuentra el RAID-CRC?

Estamos trabajando en la validación clínica que finalizará a inicios de 2017 y en la cual están implicados el Hospital Universitario Dr. Josep Trueta de Girona, el Hospital Universitario de Bellvitge y el Institut Català d’Oncologia. Para financiar esta fase hemos recibido una ayuda de 1,1 millones de euros del programa Retos de Investigación 2016 del Ministerio de Economía y Competitividad. RAID-CRC tiene patente Europea.

¿Qué existe en la actualidad?

  •  6 semanas de espera
  • 600 € aproximadamente
  • Colonoscopia

¿Qué permitirá el RAID-CRC?

  • 1 hora aproximadamente de espera
  • 40 € aproximadamente
  • Biomarcadores en muestras de heces
Contacta con nosotros